PESANERVIOS: Exposición de escultura de Miguel Díez.

Lugar: SiTiO FBACalle Isaac Peral, 1 – Bajo. Santander.
Días: Del 18 de septiembre al 3 de Octubre de 2014.
Horario de Visitas: Lunes a viernes de 19:00 a 20:30 horas.
Inauguración: Jueves 18 de Septiembre a las 20:00 horas.

El creador madrileño presenta en sitio FBA una serie de esculturas cerámicas inspiradas en la obra del polifacético escritor francés, Antonin Artaud, padre del Teatro de la crueldad y uno de los exponentes más significativos del malditismo literario de la primera mitad del siglo XX.

Consecuente con la inspiración en la que están basadas sus criaturas, Miguel Díez se presenta como “alguien sin historia ni obra de la que hablar”. No está mal como frase en estos tiempos donde la palabrería del arte usurpa tantas veces la consistencia única de la forma. Pero nada más lejos de la realidad para definir a alguien, cuya relación con las artes plásticas ha transcurrido paralela a su propio periplo vital.

Se puede decir de él que es un artista de vocación temprana y expresión tardía, ya que desde muy joven se ha ejercitado en el dibujo, la pintura e incluso con el grafiti callejero cuando éste era considerado más delictivo que artístico. Eran otros tiempos.

Las esculturas cerámicas que nos presenta en esta primera exposición en la Bruno Alonso no son un ejercicio de improvisación, aunque él diga que responden a “cierta regresión a la rebeldía adolescente”. La meticulosidad con la que Miguel Díez mete las manos en la masa, lejos de representar desórdenes hormonales, se transmuta en formas serenas que respiran.

El arte del barro hace mucho que dejó de estar apegado a la vasija, al hueco que aloja la servidumbre cotidiana, para dar rienda suelta a los cuatro elementos que le son necesarios hasta llegar al poso libre de quien decide su forma en el espacio. Y esta decisión del artista que nos ocupa ha contado con algunos cómplices valiosos de la arcilla cántabra, como el maestro Miguel González, el profesor Alex Cuetos e Isabel, hada del Taller de la Libélula de Barros.

Estos Pesanervios están llenos de aire nihilista, de fuego literario, de polvo telúrico y de agua amniótica, como si pudieran tener la posibilidad de cualquier vida.

En este idilio que sostiene Miguel Díez con Antonin Artaud, incluso le ha dedicado un poema llamado La jardinera y el pesanervios, cuyo final dice: “Alzo el pesanervios y dibujo algoritmos mágicos/Abro con el pesanervios senderos para ser descubierto/Espero con el pesanervios y los ojos rojos.

Y aunque al artista le siga gustando presentarse como “alguien sin historia”, tenemos que decir que nació en Madrid (1958) en la calle de Calvo Asensio (como Tierno Galván). Es licenciado en Sociología y Ciencias Políticas. Como experto en investigación de mercados ha trabajado en la empresa Metra Seis Marketing y es especialista en comunicación. Desde 1989 es miembro de la Administración del Estado y ha desempeñado diferentes responsabilidades de dirección en el Ministerio de Asuntos sociales, Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). En Cantabria ha sido jefe del Servicio de Protección Civil y en la actualidad es jefe en excedencia voluntaria de la Agencia Tributaria.

O sea, Miguel Díez tiene mucha historia de la que hablar y mucha obra por enseñar.

Volvamos a Antonin Artaud. Escribió una obra llamada “El ombligo de los limbos”. La Fundación Bruno Alonso invita a conocer la obra de Miguel Díez. Un artista que no vive en el limbo, ni se mira el ombligo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *